miércoles, 22 de diciembre de 2010

Limites del Chiguayante Antiguo, año1963

Buscando en una biblioteca encontré un documento de la Contraloría General de la Republica, sobre una Recopilación de Reglamentos, tomo 16, que comprende el periodo que media entre los meses de enero de 1963 y abril de 1965, bajo el gobierno de Don Jorge Alessandri Rodríguez.
Inserto en este documento se encuentra el Decreto 1.863 del 8 de Octubre de 1963, que fija los límites de la Provincia de Concepción, sus departamentos, Comunas – Subdelegaciones y Distritos, (desde 1795 esta fue la organización administrativa del país, el territorio del reino y, dentro de el, las provincias o intendencias y que, a su vez incluían, a las subdelegaciones).
Hoy después de cuarenta y ocho años, de que se dictar
a dicho decreto podemos ver como a crecido nuestra comuna, que cuenta con una gran historia, el hecho de haber sido proclamada dos veces comuna (el 7 de octubre de 1925 y el 28 de junio de 1996), su historia industrial y social, etc…
Les dejo un extracto del documento que fue publicado en el Diario Oficial el 12 de Noviembre de 1963, espero les guste.


Fuente, Recopilación de Reglamentos, tomo 16, Contraloría General de la República de Chile, Recopilación maxmorgado.

sábado, 18 de septiembre de 2010

La Historia Olvidada

Murieron sus Tres Ocupantes
Cayo Avión Canso En Chiguayante

En tragedia termino anticipadamente la extinción de un incendio forestal registrado ayer en la tarde en el cerro Manquimávida.
El avión Canso-31, matricula CC-CDS, se precipito sobre el predio Quinta Barra sin Nº de la Población Rene Schneider de Chiguayante, luego que la maquina perdiera el ala izquierda al rozar con un pino en instantes en que descargaba los 5.000 litros de agua almacenados en su estanque, sobre la zona amagada por el fuego. A consecuencia del impacto perecieron en forma instantánea el piloto del Canso, Carlos Paris Maldonado, 40 años, casado, 3 hijos ex comandante de la FACH, residente en Santiago, y el copiloto Rolf Taucher, de aproximadamente 40 años. Un tercer tripulante, el estudiante de Dibujo Técnico de la Universidad Estatal, Jaime López Morales, de 23 años, quien viajaba en calidad de observador de la CONAF, fue rescatado con vida de entre los humeantes escombros y trasladado en una ambulancia de la Posta de Chiguayante a la Asistencia Publica de Concepción. Pero en el trayecto dejo de existir. La catástrofe aérea ocurrió ayer, a las 15.20 horas. El Canzo estaba en acción desde el martes último. La CONAF recontrato los servicios a raíz de los persistentes incendios forestales a la Empresa Aeroservicios Parragué, de Santiago. Despego ayer, a las 14.20 horas, desde la loza de Carriel Sur. El plan de vuelo señalaba pasadas por el Cerro Manquimávida, de Chiguayante, donde estaba en ebullición un incendio forestal, apoyando los trabajos que desplegaban patrullas de la CONAF. El suceso pudo haber revestido mayor gravedad, considerando el reducido espacio donde fue caer la aeronave. (Siga en la pag. 9, Col, 6)…..

Con ese titular e introducción a la noticia en su pagina principal salía a circulación el Diario El Sur del lunes 9 de Abril de 1979, en donde se contaba del accidente del Avión Canzo que cayo a las faldas del cerro Manquimávida el domingo 08 de Abril de 1979 a las 15:30 horas, en la población Rene Schneider de Chiguayante, en esos años, población de escasas 150 viviendas aproximadamente. El mismo accidente del que yo conocía desde hace mucho, por historias familiares, como esa de que mis padres lo vieron desde arriba de un parrón junto con mi abuela, o de que mi tío lo vio desde su casa, ubicada en calle Bolzhauser, el mismo accidente del que hoy ya muy pocos se acuerdan o conocen. ¿Quién no ha visto la hélice que se encuentra en la plazoleta del cruce ferroviario de Chiguayante (el cruce de la línea entre O’Higgins – Sta. Sofía – M. Rodríguez), bueno es esa plazoleta que recuerda el accidente, y mas que eso, recuerda la acción heroica de quien piloteaba la nave, que como recuerdan los vecinos antiguos del sector, de no ser por él, el avión habría caído sobre las casas.

Plazoleta de la Hélice, Cruce Linea Férrea Chiguayante.

Monolito con placa recordatoria, Plazoleta de la Hélice, Cruce Linea Férrea Chiguayante.
Fotografía de 1987.

Diario El Sur, 9 de Abril de 1979.







El Lugar de la Tragedia.


Fotografía de 1979, que muestra el Accidente Aéreo.

Población Rene Schneider, 1979.


Lugar del Accidente, Población Rene Schneider, 2010.



Vista Satelital, Lugar del Accidente, Población Rene Schneider, Chiguayante
Vista Google Earth 2010.


Como trabajo de alto riesgo, no era de extrañar la posibilidad de incidentes de diverso tipo, así como de accidentes de mayor cuantía. Sin duda alguna, la mayor pérdida material y humana de la empresa ASPAR tuvo lugar el 8 de abril de 1979, en la localidad de Chiguayante, cuando el Canso A matrícula CC-CDS participaba en trabajos de extinción de incendio forestal. El piloto al mando era el sr. Carlos Paris Maldonado -un ex piloto de este tipo de aeronaves durante su servicio en la FACh-, y a consecuencia del impacto del ala izquierda con la copa de unos árboles ubicados en la cima del cerro donde se estaba trabajando, se desprendió el extremo del ala a unos 6 metros aproximadamente de la punta de la misma ala, precipitándose a tierra pero evitando una catástrofe mayor, ya que maniobró el Canso para evitar caer sobre una villa ubicada en esa área; esa acción costó la vida de los tres tripulantes al estrellarse el aparato pero no provocando desgracias personales a las personas en tierra.

El extremo que se desprendió del ala izquierda, quedó a una distancia de 600 metros del fuselaje, a 550 pies de altura, mientras que por causa del fuerte impacto los restos del avión quedaron diseminados en un radio de 60 metros; partes del fuselaje se incendiaron tras caer. Las conclusiones tras el accidente indicaron que no existió falla técnica en el mismo, ya que a raíz de la colisión se perdió control del avión, el que efectuó un viraje descendente hacia la izquierda, precipitándose al suelo desde una altura aproximada de 500 pies, y cayendo por un tramo de unos 600 metros. Se estableció que se efectuó una pasada de bombardeo más bajo de lo mínimo aconsejable, y en un rumbo no recomendado respecto al viento. (Operadores en tierra de CONAF, recomendaron erróneamente al piloto el cambió en la dirección de ataque a un ángulo no adecuado respecto del viento imperante en ese momento, hecho que sumado a la posición del fuego causo el desastre).

No era la primera vez que un hecho similar ocurrió a esta misma aeronave y su piloto, puesto que el 6 de marzo de 1976, el CC-CDS se dirigió a cargar agua tras despegar del aeródromo Carriel Sur de Concepción, con objeto de extinguir un incendio forestal en las cercanías de la Laguna San Pedro. Tras dos horas de operaciones en las que se efectuaron 24 lanzamientos (todos con su correspondiente toma de agua), se cambió la dirección de ataque en un ángulo de 90° respecto al viento, debido a la imposibilidad de continuar atacando en la dirección anterior (de sur a norte, con viento a favor) por la posición del fuego.

Justo en el momento en que se lanzaba el agua, comenzó una fuerte turbulencia que inclinó el ala de babor en un ángulo muy pronunciado. Tras el lanzamiento, y al observar los efectos del ataque, el piloto notó una rotura y abolladura cercana a la punta del ala izquierda, no percatándose del impacto en la maniobra de lanzamiento. La investigación posterior indicó que se había pasado a llevar la punta de un eucalipto que sobresalía por sobre los demás.

En la actualidad, existe un monolito que recuerda a los tres caídos, ubicado en la localidad de Chiguayante, el cual fue erigido por el Círculo de ex balmacedinos FACh en 1985 y que recuerda la inmolación del ex catalinero Carlos Paris Maldonado, en las cercanías del sitio en el que el Canso se estrelló. Lamentablemente, no ha escapado a la acción de vándalos que con sus rayados vapulean la memoria de tres personas que dieron su vida en cumplimiento de la protección de los bosques y evitaron una tragedia mayor ese día de 1979.

La inspección visual indicó que sólo había daños en el ala. El informe técnico de la DGAC indicó que se dañó una sección del borde de ataque izquierda, aunque el golpe no afectó partes estructurales del mismo. No se encontraron responsabilidades entre los tripulantes, ya que se consideró a la causal de este incidente como un hecho fortuito.

(El texto anterior pertenece a Alvaro Romero y son parte de su obra, Catalinas Civiles en Chile, inscripción N°178983.)


Avión Canso, en faenas de extinción de incendios forestales, Valdivia.

Carlos Paris Maldonado

Sobre la vida personal del Ex Comandante de Grupo de la FACH, pude recopilar muy poco ya que no se encuentra disponible su biografía, si se puede mencionar que era un hombre con basta experiencia y horas de vuelo en diferentes aeronaves, oriundo de Santiago, y que al momento del accidente era Comandante del avión cisterna Canso 31 de la Empresa ASPAR, y que durante su vida de servicio en la Fuerza Aérea de Chile (FACH), participo de importantes misiones de vuelo, así tenemos que el 21 de Mayo de 1960, horas después de ocurrido el terremoto de Valdivia de 9,5º en la Escala Richter , el Comandante de Escuadrilla en un avión Mentor T-34 de la FACH, fue el primer piloto en realizar puente aéreo y aterrizar en la pista, todavía en construcción, del Aeropuerto El Tepual de Puerto Montt, rescatando a personas damnificadas.

También podemos mencionar que estuvo presente en la fundación de Villa O'Higgins, en la Comuna de Baker, departamento de Chile Chico, de la Provincia de Aisen, según consta en su Acta de Fundación el 20 de Septiembre de 1966, bajo la presidencia de don Eduardo Frei Montalva.

El circulo de Ex-Oficiales y Sub Oficiales Balmacedinos, los que sirvieron en la Escuadrilla N°5 de Balmaceda, Base de la FACH, lleva el nombre de "Circulo de Ex Oficiales y Sub Oficiales Carlos Paris Maldonado", como un homenaje a la destacada trayectoria del piloto.

...Carlos Paris Maldonado, como tantos héroes anónimos que de una u otra forma han entregado su vida entera por nuestra hermosa Comuna de Chiguayante y por su gente, pasan al olvido de las generaciones. De esos años, en el sector quedan vivos muy pocos vecinos que presenciaran los hechos, otros un poco mas jóvenes han emigrado del sector o la Comuna, pero lo mas lamentable es que las nuevas generaciones desconocen totalmente estas historias de esfuerzo, entrega y valor.

Fuente, recopilación maxmorgado.

sábado, 13 de marzo de 2010

El Terremoto y Chiguayante

A las 03:34 horas A.M. aproximadamente, mientras todos realizábamos nuestras vidas de manera normal, la madre naturaleza nos recordó que solo estamos de paso sobre este mundo… TERREMOTO 8.8º en la escala de Richter, con Epicentro en el Océano Pacifico frente a las costas de Curanipe y Cobquecura, con una duración de 2 minutos y 45 segundos aproximadamente… (aunque para mi la sensación fue de cómo 15 minutos).

Chiguayante, a esa hora dormía o se mantenía en sus hogares ya que no existe mucha vida nocturna de Pubs o Discoteques como en Concepción.

Vivirlo es diferente a que te lo cuente, esa forma de despertar, escuchando que tu casa literalmente se viene abajo, que todas tus cosas se caen y rompen, ese sonido de la tierra tan particular que se escucha desde las profundidades, y que cuando comienza a menguar el movimiento, comienzan los gritos de los vecinos, o por lo menos recién ahí comienzas a escucharlos. Gracias a Dios solo tuve que lamentar el terremoto y no la muerte, rápidamente junte algunas cosas y desde el sector de Manquimávida me dirigí a casa de mi abuela, mi madre, tíos y suegros, acompañado por mi señora y la radio Bio-Bio que durante el terremoto dejo de transmitir, pero que a los diez minutos salio al aire nuevamente, siendo la única emisora radial que se mantuvo en el aire por tres o cuatro días para mucha gente.

En esas andanzas tuve que visitar completamente a obscuras y solo iluminado por esa enorme luna llena que teníamos esa noche y también por las luces de algunos vehículos menores que comenzaban a circular por calle Manuel Rodríguez, sectores desde calle Manquimávida por Manuel Rodríguez, como la Plaza de Armas en Calle O’Higgins, calle Bolzhauser, Monseñor Emilio Rojas y Pje. 18-A con Hermanas Tarrago en los Altos de Chiguayante, entre otras, y pude apreciar difícilmente la destrucción y los efectos del terremoto, a parte de la gran cantidad de gente que ya a esas horas se encontraba en las calles.

Por mi trabajo, luego de las visitas de rigor, tuve que presentarme al Servicio de Urgencias de Chiguayante en calle Chiguay, en donde a eso de 1 ½ a 2 horas post terremoto la situación era una locura, heridos por todos lados y en el casino los que no pudieron sobrevivir, me puse a trabajar junto a muchos otros que comenzaron a llegar para prestar sus servicios.

Debo mencionar que durante las 2 horas que relate, la tierra no paro de moverse y de vez en vez replicas que bordeaban los 7 a 7.5º Richter, gracias a Dios, lo que ha ido disminuyendo a diez días del terremoto, pero que en esos momentos agregaba tensión extra al desastre.

El día domingo salí a recorrer Chiguayante, para apreciar y registrar con mi cámara la magnitud del terremoto, observando con gran pena lo destruido, pero también agradeciendo, a pesar y con mucho respeto a los chiguayantinos que fallecieron y sus familias, que nuestra querida comuna no presentaba gran cantidad de daños como otras comunas de arquitectura antigua o que fueron afectadas además por el Tsunami, de todas maneras teniendo en claro que esta situación podía ir cambiando con el paso de los días y después que el gobierno y la Municipalidad realice catastros de damnificados y de viviendas.

El video que muestro a continuación, con respeto a las familias y viviendas que se exponen, lo realice para mostrar sectores que tuvieron gran destrucción, debo mencionar que existen otros como Leonera y su Consultorio, los bloques de la Villa Futuro, entre otros que también sufrieron daños de consideración o irreparables en sus estructuras, pero esos sectores en los primeros días eran demasiado peligrosos para ir a fotografiar.



video
Fuente, maxmorgado.

sábado, 27 de febrero de 2010

Terremoto 8.8 y Maremoto en Chile

Como todos ya saben el Terremoto nos afecto a todos de alguna manera en Chile, y Chiguayante no es la escepcion, durante el fin de semana les cuento como esta y muestro algunas imagenes.... lo estoy preparando.... saludos... ¡Fuerza Chile!... ¡Fuerza Chiguayante!.

sábado, 14 de noviembre de 2009

Caminos de Chiguayante

El video que les presento a continuación es de producción propia, las fotografías fueron sacadas desde el sitio (www.skyscrapercity.com), y pertenecen a Claudio, las encontré muy buenas y quise compartirlas con ustedes de una manera distinta, el tema musical creo que le sienta bien y viene a complementar lo hermoso de las calles de Chiguayante, sus prados, sus árboles, jardines y casas, se puede apreciar también el frontis de la I. Municipalidad de la comuna, el que esta ubicado en el recinto y edificio del antiguo Casino de la Fabrica Textil Caupolican, el que fue inaugurado como Casa Consistorial el 28 de junio de 1998.
Algunos sectores que se pueden apreciar son el sector Schaub por calle L. B. O´Higgins, Parque los Castaños, en el actual Barrio Cívico, Altos de Chiguayante, en donde jugábamos a la pelota cuando niños, en esos años eso era la cancha Nº 2, otros sectores como el eje M. Rodríguez, a la altura de Cochrane y Fabrica Masisa, entre otros.
Espero que les guste y se logre el objetivo y además algunos comentarios.

video

Fuente, MAXMORGADO

domingo, 28 de junio de 2009

Escudo de Armas de Chiguayante

El Escudo de Armas de la comuna de Chiguayante, será cuartelado en Sotuer, esto es, dividido en cuatro campos, leyéndose como sigue:

1.- Campo Superior: de gules, un sol naciente de oro, cruzado por nube de plata; representa la voz indígena Chiguayante, neblina matinal.
2.- Campo Diestro y Siniestro: de plata, tres ondas de azur, que representan al Río Bio-Bio.
3.- En Punta: campo de sinople que simboliza a la cordillera de la costa con su imponente Cerro Manquimávida, representativo de la ciudad.
4.- Sobre el todo: Blasón de armas del Gobernador de Chile Don Alonso de Ribera, creador de la política de fortificación, defensa y registro de tierras en la región en que se sitúa Chiguayante.
5.- Timbres: Corona mural de oro de garitas mazonadas de sable y que indican el rango comunal.
6.- Ilusión: una cinta ondeante de oro con la leyenda Chiguayante.

Aprobado en Sesión Ordinaria del Concejo Municipal el 19 de mayo de 1998 y presentado oficialmente a la comunidad chiguayantina el 28 de junio de 1998.

La comisión encargada del estudio del Escudo de Armas de Chiguayante, estuvo compuesta por los señores:
Tomas Solis Nova, Alcalde
Lisandro Tapia Sandoval, Secretario Municipal
Marcelo Riffo Rodríguez, Director Secretaría Comunal de Planificación y Coordinación
Francisco Santibáñez Yañez, Asesor Jurídico
Antonio Fernández Vilches, Miembro del Numero del Instituto Chileno de Investigaciones Genealógicas y Director de la Pinacoteca de la Universidad de Concepción
Luis Arriagada Olave, Diseñador Grafico, experto en grafica heráldica

Fuente, recopilacion maxmorgado

jueves, 10 de julio de 2008

Querido Amigo...

…"no quiero contarles como fue tu muerte, quiero contarles como fue tu vida"…
Luis Humberto Inostroza Niñez, hijo, esposo, padre, hermano, amigo, bombero…
…lo conocí siendo yo un adolescente, el era amigo de mi padre quien también era bombero (año 1992 – 1993 aproximadamente),pero no fue hasta abril de 1995, fecha en la que ingrese a las filas de la Segunda Compañía de Bomberos de Chiguayante, cuando comencé a compartir con él, ese año él ocupaba el cargo de Capitán, y todos los que pertenecíamos a la Brigada de Aspirantes y Cadetes de la Segunda Compañía lo veíamos como ejemplo de juventud, entrega y liderazgo, y en mas de alguna oportunidad pensamos que cuando fuésemos oficiales, seriamos como el, lo mirábamos con algo mas que respeto por el cargo que ocupaba, su contextura física, su mal humor a ratos, su expresión facial y ese sonidito algo gutural que producía cuando algo no le paresia bien “grrrrrrrrrr”… hacían temblar hasta al mas valiente de nosotros. Pero todo fue cambiando con el paso de los años, yo me transforme en Bombero Voluntario el 21 de Noviembre de 1996, y al poco tiempo comenzamos a compartir tanto en actividades bomberiles como fuera de ellas, conocí su casa, a su familia, y se comenzó a dar una relación de sana amistad, lo que llevo a que durante los años en que él ocupaba el cargo de Capitán me elegía como Ayudante de Compañía, me imagino que era debido a mi forma de trabajo o que de alguna forma me preparaba para ser Oficial, el año que asumió como Comandante del Cuerpo de Bomberos de Chiguayante fui Ayudante General del Cuerpo, trabajamos codo a codo, soñando con un mejor futuro para nuestra querida institución, esa institución de hombres hermanos y amigos, menos a lo compadre y mas profesional, hubo momentos muy buenos y otros que no lo fueron tanto, compartimos logros y derrotas, pero nada que no pudieran solucionar las tardes y noches de camaradería entre Voluntarios Segundinos, después de los trabajos y estudios, en donde éramos todos iguales, podíamos expresarnos y opinar, participar de una lluvia de ideas y colaborar con las conclusiones.


Fue siempre un hombre correcto, amante de su familia y responsable con su trabajo, pero cuando sonaba la sirena todo se olvidaba y corría tras el llamado, hoy puedo decir que marco una generación en la Segunda Compañía del Cuerpo de Bomberos de Chiguayante, la generación del cambio, la transición de Bomberos antiguos a Bomberos modernos y profesionales, especialistas de la emergencia. Propicio y participo activamente de logros importantes para la Compañía, la modernización del antiguo cuartel, la obtención de modernos carros, participo en los proyectos de renovación y adquisición de material menor más moderno, fue uno de los Voluntarios fundadores de la Unidad de Rescate Vehicular del Cuerpo de Bomberos de Chiguayante, sub-especialidad que mas tarde tomara la Compañía. Participo de grandes emergencias en la comuna, el incendio de el aserradero Aserral (1993 – 1994, no recuerdo bien), los incendios forestales del cerro Manquimavida, de Concepción (cerro Caracol) a Chiguayante (Lonco, Villuco, Schaub), en el año 1999, y de Hualqui a Chiguayante en el año 2001, el incendio de la fabrica de cera Derquim (2002 – 2003), entre otras emergencias.
..

Podría contar variadas historias y anécdotas, pero eso será para otro artículo, hoy cuando se recuerda el segundo aniversario desde su trágico fallecimiento durante tan noble labor “ayudar al prójimo”, ese 11 de Julio del 2006 a las 21:15 horas, en el sector del Valle La Piedra I, solo busco resaltar su persona y permitir que se le conozca un poco mas, desde una mirada muy personal, después de lo ocurrido la prensa no profundizó y fue poco certera en lo que dijo, bueno… nadie quedo con fuerzas para corregir.














Fuente, maxmorgado.